La importancia de la página web en la empresa

Página web de empresa

Tal y como expresaba Manuel Castells en su libro La Era de la Información: La sociedad en red (Alianza Editorial 1996), la economía de nuestra sociedad tornó en el último cuarto del siglo XX a una economía “informacional, global y conectada en redes”. En resumidas cuentas, podemos entenderlo como una economía basada en el conocimiento y la información, que se interrelaciona en red a través de las nuevas tecnología, para un alcance global. Es por ello por lo que esta economía interconectada use las nuevas tecnologías como otra de las herramientas para generar productividad, debido a su inmediatez y al impacto de estas.

La World Wide Web, o lo que conocemos como web  comenzó a desarrollarse a través de las tecnologías  (HTML, URL, HTTP) en el año 1990 por Tim Berners Lee. Lo que comenzó siendo un sistema  de gestión de comunicación para intercambio de información  entre investigadores, fue evolucionando y en la actualidad se ha convertido en una herramienta que está presente, gracias a internet, en todos los rincones del mundo.

Es fácil confundir los términos web y sitio web. Mientras que la primera alude  al documento al que accedemos dentro del internet, el sitio web se refiere al grupo de páginas web que se relacionan dentro de internet a través de un dominio dentro de los conocidos navegadores que utilizamos para buscar información, como son Firefox, Chrome, etc..

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible en nuestra vida diaria, ya que nos permite infinidad de recursos  y  comunicarnos con otras personas de todo el mundo. Centrándonos en el sector empresarial, podemos afirmar que hoy día no existe empresa que no tenga presencia en la misma: Internet se ha convertido en el escaparate idóneo para dar a conocer nuestro negocio y el producto o servicio que ofrecemos, en cualquier rincón del globo terráqueo.  La rapidez en la comunicación y la posibilidad de segmentar el tipo de cliente al que queremos llegar, hace necesario, sino obligatorio, el dotar a nuestra empresa con una página web. En un mundo tan competitivo como el nuestro, tenemos que alternar nuestra presencia física con la presencia virtual en las redes, y destacar y dar a conocer  nuestro producto en cualquier momento, hacia cualquier lugar  y desde nuestro ordenador, sin movernos.

Para comprender mejor la importancia de tener una página web en nuestra empresa, hemos conversado con Momi Cohen, creativo publicitario multimedia, con más de 20 años de experiencia en el sector.

 

¿Momi, por qué es tan importante una web de empresa? ¿Qué ventajas aporta?

Por muchas razones, una de las más importante es que nuestros posibles clientes no van a recurrir a antiguas guías de papel como páginas amarillas, la guía QDQ o incluso páginas blancas entre otras, guías telefónicas que tanto protagonismo tuvieron hasta bien entrado los 90 y que comenzaron a morir en los primeros años del milenio.

Entonces la pregunta es sencilla ¿Por qué no tener una web de empresa?

Para contestar esta pregunta es necesario analizar las ventajas reales de tener una página web.

 

Momi Cohen
Momi Cohen, creativo publicitario multimedia.

 

  1. Si no estás en internet no existes.

 Es tan duro como lo lees, pero, es la realidad. La primera opción de cualquier persona que demande un producto, un servicio o solo requiera información, es hacer una búsqueda por la red y para ello el dispositivo más a mano que nos vamos a encontrar hoy en día es el Smartphone, lo que algunos seguimos y seguiremos llamando el teléfono.

Ahora bien, tras una primera búsqueda, el usuario puede encontrar nuestro negocio en el Google Maps, si es que estamos dados de alta, y geolocalizados en Google Business, por nuestras redes sociales, en otras plataformas o en nuestra web que debe estar correctamente enlazada con todas las anteriores.

En este sentido, algunos  diréis, “yo ya tengo Facebook no me hace falta un web”… En el siguiente punto os explico el por qué de tener una web.

  1. Credibilidad y confianza

 Con el masivo de las redes, una web es como mínimo una tarjeta de visita virtual, una garantía de la existencia de tu negocio sobre todo cuando está bien localizado bajo una ubicación física.

Si  buscan tu negocio en Google y solo aparece la dirección de Facebook y la misma no está vinculada a mi página web, qué garantías podemos tener de que nuestra empresa realmente existe.

¿Y si tengo una web de empresa tengo el éxito asegurado?

 No podemos asegurar pero, lo que si te garantizo, es que si no tienes página web, tu número de clientes potenciales será mucho menor por no tenerla.

 

  1. Información accesible y de calidad

    A que me refiero cuando hablo de información de calidad:Hemos visto que, si el usuario sólo encuentra tu negocio por redes sociales, se queda incompleto, como que le falta algo, necesita saber más sobre nuestra actividad empresarial, dónde nos encontramos, cómo les vamos a atender, nuestro valores, los puntos fuertes de nuestra empresa, sobre qué productos o servicios destacamos sobre la competencia… En definitiva, necesita decidirse por nuestro negocio.

Y no solo lo necesita el usuario, también necesita saberlo Google, ya que depende de la información que le  ofrezcamos,  así será nuestra puntuación en la guerra por los primeros puestos en las búsquedas.

Al llegar a nuestra web, la información que aportemos en ella, debe ser ordenada, bien redactada, y accesible, que ofrezca contenido de valor y de soluciones a las inquietudes de los internautas.

¿Cuál es el proceso que sigues para crear una web corporativa?

 Antes de empezar a hacer un web corporativa lo primero es entender las necesidades del cliente, cual es su target, qué vende, cuál es su actividad, cuáles son sus posibles compradores, empaparse de su branding, si lo tienen, y a partir de aquí existen dos caminos: 

  1. Hacerle caso “a pies juntillas” de lo que te han dicho que quieren, realizar el trabajo y no tener ningún tipo de vinculación a posteriori con el proyecto.
  2. Hacer un estudio del mercado en torno a los servicios o productos que desea vender, y ofrecerle algo más acorde con lo que realmente necesita, hacer un estudio de marca e identidad, analizar la competencia, nichos de mercado, canales y posibles embudos de venta.

 Este último, es el camino que me gusta seguir y sobre el que suelo trabajar con  mis clientes. No se puede construir una web sin tener un rumbo, un objetivo y, a fin de cuentas, una implicación en que la web de los resultados para los que fue creada. Estaría engañando a la persona que contrata mis servicios y lo que es peor, a mí mismo como profesional del sector.

¿Qué características debe tener la web?

Contenido útil y fácil de entender

 Es necesario evitar el contenido muy técnico, inclinarse por un lenguaje sencillo, entendible por cualquier usuario ya que, de no ser así, el visitante abandonará enseguida la web. En caso de no tener más remedio que utilizar conceptos muy técnicos, debemos completarlo con la explicación de dichos conceptos, con lo que te aseguras una comprensión de la información de cara al usuario y ofrecerle al mismo tiempo una información de valor.

Características Diseño Web

Debe de ser rápida

 Con el paso de los años y el incesante avance de las tecnologías nos hemos vuelto todos más impacientes, queremos todo para ayer.

 Una web que tarde en cargar también hará que el usuario lo abandone, ya que perderá el interés en el contenido.

  • Es necesario cuidar y optimizar el tamaño de las imágenes que subimos, siempre que podamos no debemos subir imágenes de más de 100 kb.
  • Lo mismo pasa con los vídeos, evitar a toda costa abusar de vídeos muy pesados, si es posible lo podemos subir a plataformas como YouTube o Vimeo y hacer la carga externa.
  • Optimizar el abuso de códigos css, JavaScript, etc.

Diseño atractivo

 Sin duda uno de los puntos más importantes para tu sitio web, ya que será el reflejo de la imagen de tu empresa.

  • Colores bien aplicados y combinados, la composición, la arquitectura de la web sin olvidarnos de una tipografía legible
  • Una buena composición de todos estos elementos invitará al usuario a seguir navegando por cada una de sus secciones incrementando el tiempo de permanencia en la misma lo que te hará sumar puntos en tu escalada por los primeros puestos.

Información de contacto visible

Parece obvio, pero muchas empresas fallan en este punto ya que al no estar tan visible como debiera, pierden la posibilidad de conseguir la venta. Es muy importante que la  información de contacto esté siempre a la vista.

Optimización para “Google”

Es necesario seducir a Google, ya que este buscador va a ser el que puntúe tu web en base a como optimices cada una de sus exigencias.

En los últimos años el algoritmo de este buscador se está centrando más en el valor que aportes a los usuarios que navegan por sus páginas.

Ya no basta con pagarle a Google, tienes que resolver las dudas e inquietudes de los usuarios, además el código de tu página tiene que ser ordenado, limpio, y estar en comunión con su lenguaje de programación.

Adaptable a todos los dispositivos móviles

En la nueva era digital, las búsquedas mediante teléfono móvil han aumentado siendo el principal dispositivo de búsqueda, que tu web se adapte al tamaño y orientación de la pantalla es de obligado cumplimiento, este término se denomina como responsive.

Diseño Responsive

¿De qué manera cohabitan la web y el resto de redes como escaparates de una empresa?

A mi entender son perfectamente compatibles e incluso necesario que al tener una página web debamos tener presencia en alguna de las redes sociales existentes en el mercado, ya que son esas redes las que van a canalizar y derivar gran parte de la afluencia a tu sitio web.

Ojo, tener una página web no te obliga a tener presencia en todas y cada una de las redes existentes, lo primero, porque son demasiadas, cada negocio requiere de presencia en unas u otras. No tiene ningún sentido, por ejemplo, que una empresa de aplicaciones informáticas tenga presencia en TikTok, pero es primordial que tengan su página en LinkedIn.

Hay que saber hacer una segmentación de donde se está moviendo tus posibles clientes y marcarse una buena estrategia en esas redes para atraparlos en tu web.

¿Cuáles son los indicios de que la web está “cumpliendo objetivos” empresariales? ¿Cómo analizamos su impacto?

Depende de los objetivos, para hablar de este punto existen en el mercado herramientas de análisis que estudian el comportamiento de los usuarios y la interactividad con el sitio web.

Al final son los números los que deciden el éxito no solo de la web sino de la estrategia que se ha estado siguiendo hasta el momento.

Google Analytics es un herramienta poderosísima que analiza el número de usuarios que visitan tu web, desde que tipo de dispositivos, zona geográfica, la edad, e incluso el género del usuario.

Si analizas el número de visitas a tu web y te das cuenta que es alta, pero eso no se traduce en compras, pueden pasar por varios motivos:

  •  No tienen una tienda online sencilla con la que el usuario en unos pocos clics se lleve el producto a casa.
  • Realmente llegue, investigue y no le interese el producto o servicio que vendes.
  • No confíe en tu empresa.

 En estos casos suele producirse el “síndrome del carrito abandonado”, es necesario estudiar porque sucede esto, si es problema de la página, del producto o de la confianza.

Sin duda, tener una página web de calidad y estar dentro del escaparate que nos brinda internet es una oportunidad inmejorable para posicionar nuestra empresa y darla a conocer en cualquier lugar del mundo. Tenemos que ofrecer la oportunidad de que el futuro cliente decida quedarse con nosotros y no con la competencia, porque nuestra imagen de empresa le provoque confianza y nos vea como una empresa actualizada y en movimiento constante. En una palabra, que reflejemos excelencia como profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Consiento el tratamiento de mis datos personales para la tramitación de la información solicitada